En esta ocasión analizaremos el comportamiento no verbal del programa alerta aeropuerto. Una persona es acusada de transportar droga en el aeropuerto Jorge Chaves de Perú. En este primer caso, el documental afirma que, desde un inicio y hasta el final, el acusado mantiene una actitud de calma, algo que es inusual en este tipo de situaciones, indica el narrador.

Antes que nada, quiero mencionar el método SAPP (situación, ambiente, proximidad y postura) que nos permite poder iniciar con un análisis correcto y es lo que utilizaremos en este caso. Adicionalmente por la situación nos concentraremos más en las micro expresiones, sin dejar temas de Kinesia, proxemia, como por ejemplo el sistema axial (nos dice el interés, el ánimo, la intención y finamente la atención diplomática de la persona), que veremos en muy pocos momentos. Está direccionado hacia el agente (solo la cabeza), lo que nos dice su supuesto interés en la persona que le habla es más por demostrar interés, diplomacia. Sin embargo, también veremos momentos en los cuales la cabeza, pecho y (aunque no se ven) los pies están direccionados a su agente. En estos casos sí se ve un interés, intención, atención hacia el agente y la paralingüística que nos permite identificar los cambios en el tono de la voz.

Por ello describiremos qué es lo que hablaremos del método SAAP.

  1. Situación. ¿Por qué se da la interacción? Un interrogatorio por presunto delito de tráfico de drogas, lo que de por sí genera un ambiente tenso y de ansiedad, (claro solo si eres culpable).
  2. Ambiente. ¿Dónde se da la interacción? Sala de interrogación, refuerza los sentimientos anteriormente descritos.
  3. Proxemia. ¿A qué distancia se da la interacción? El espacio entre él y el investigador es de un espacio social.
  4. Postura. Tensa siempre bien plantado en su silla (¿tensa siempre, o tensa, siempre bien plantado?).

Cuando el acusado es escoltado hacia la sala donde será interrogado, vemos cómo (2.11) mira hacia atrás fijando su interés en el guardia que lo acompaña, parece pedir ayuda. Vemos (2.19- 2:20) cómo mantiene los ojos muy abiertos y los párpados levantados como en posición de alerta frente a alguna amenaza, incluso los parpados se mueven a todos lados, siente miedo y ansiedad. Seguidamente vemos un parpadeo extraño, nervios, talvez algo de pánico (2.24-2.25), mira hacia otro lado mientras vemos como aprieta los labios y saca la quijada (quijada de boxeador). Siente ira, está molesto, seguro consigo mismo. Ahora enfoquémonos en la respuesta a la pregunta: “¿todo ese tiempo estuvo en Lima?” (2.322.34), primero escuchamos cómo levanta la voz para afirmar y decir “SÍ”, incluso alarga ese la palabra, levanta los hombros, lo que indica que no tiene confianza en lo que dice; saca la mirada del agente y, lo más importante, se genera una micro expresión de miedo, yo diría de pánico; párpados levantados, abre la boca, incluso se escucha un soplido que denota la ansiedad y contrariedad que está sintiendo, luego pregunta qué problema hay (2.35) mientras levanta los hombros para restarle importancia a la situación, se quiere ver más inocente. La voz se entrecorta, pero esa risa falsa y nerviosa que vemos (los labios solo se estiran a los costados, las comisuras de la boca no se elevan, está disimulando el miedo que está sintiendo) lo termina delatando por completo. Cuando el agente pregunta: “¿Usted vino a transportar algo ilícito de Perú?” , vemos una expresión muy rápida que lo dice todo (2.38): me atraparon; cierra los ojos ( no quiere estar ahí) y abre la boca casi pareciera decir nooo!!!, ya segundos antes vemos cómo traga saliva, no es un momento nada cómico para él. Inmediatamente después (2.39) mira al piso, se ve un rostro flácido: es tristeza; aunque intenta jugar su última carta, esta vez cambia su comportamiento y mira directamente al agente y dice un fuerte y contundente: “NO”; espera que le crean. Se cree normalmente que cuando uno miente no mira a los ojos, pero en muchos casos es lo contrario. Vemos como todo el cuerpo se mueve, realmente se dio cuenta que está perdido y por eso termina esta escena (2.43) con una expresión de tristeza total. Después los agentes deciden abrir el equipaje del acusado (2.462.47). En ese momento, nuevamente una micro expresión de miedo e incluso una BC80, tragar el estrés, está al máximo. Finalmente abren las maletas y confirman sus sospechas. Al verse totalmente descubierto la tristeza es la única expresión que se ve en su rostro (4.08). El documental sigue diciendo que el acusado extrañamente guarda la calma, pero podemos ver (4.15) cómo, casi al final del caso, se toca la nariz, está ansioso y nervioso, como en todo el video, y su risa nerviosa lo delata. Finalmente, no quiero dejar de mencionar su cinesia, al final, frente a la pregunta la afirmación de que le harán una pregunta (4.24), se toca el cuello como señal de protección, luego: “¿quién le dio las maletas?” (4.25) vemos algo curioso y es que en cada respuesta él levanta los hombros; quiere parecer más pequeño, esconderse, también como hace algo que no hizo antes: mover los brazos, enseñar las palmas, quiere mostrar que no tiene nada de esconder. Esto sucede hasta el final, cuando afirma si ha dado positivo tendrá que haber aunque esta vez ya con una voz más entre cortada y nerviosa.

Como comenté en un principio, queda demostrado que no mantenía la calma, tal vez pareciera estar calmado, pero su rostro, voz y su lenguaje corporal por entero no lo están. Adicionalmente me imagino que lo que lo delató desde un principio fue ese lenguaje corporal, por lo que de seguro nunca actuó de forma normal, tranquilo ¿puede ser? normal nunca.

Todo esto me hizo acordar a “lie to me”, en los primeros capítulos, cuando recluta a una guardia de seguridad que trabaja en el aeropuerto, podía reconocer patrones de comportamiento inusuales en las personas de forma innata, pero una vez con el entrenamiento pudo interpretarlos y llegar a otro nivel.

Comentarios

comentarios