Para entender esto se realizaron diferentes estudios clínicos sobre las emociones en personas transexuales para evaluar los estados emocionales en relación al género, a través de la aplicación de cuestionarios que evaluaban los cambios de humor asociados con diferentes niveles hormonales.

Estos estudios señalan que con la administración de un tratamiento hormonal a transexuales hombres transformados en mujeres y en donde los niveles de estrógenos (hormona sexual femenina) aumentan, se asociaba con una disminución de la fatiga, de la sensación de tensión y de la ansiedad, con un aumento en los estados de relajación, alegría, sociabilidad, amistad, pero también mayor tristeza. También se observó que aumentó la sensación de irritabilidad, el enojo y las fluctuaciones del carácter. Se observó también un aumento en la expresividad emocional, particularmente de las emociones positivas.

Al contrario, en el caso de las transexuales mujeres transformadas en hombres, el tratamiento con testosterona ocasiona un aumento en la motivación y en el deseo sexual, aumento del enojo, de la agresión y una disminución tanto de la expresión emocional como de las fluctuaciones del carácter.

Podemos concluir que los diferentes estados emocionales y las diferencias de género tienen una íntima relación con el tipo de hormona sexual predominante.

 

Atulado Research

Centro de Evaluaciones Psicológicas en Comportamiento No Verbal

Comentarios

comentarios