Sin las emociones, los seres humanos seríamos poco más que máquinas que trabajan de la misma manera día tras día. Sin ellas, no conoceríamos los goces del amor ni la felicidad del éxito, desconoceríamos el orgullo, la envidia y los celos. La vida sin sentimientos ni emociones seria superficial e incolora, pues carecería de valor y significado.

La emoción es un elemento clave para el aprendizaje y la toma de decisiones. Por ejemplo, cuando realizamos un mal negocio, sentimos malestar, lo cual nos permite actuar con más precaución la próxima vez.

No podemos decidir con quién nos casaremos o como organizaremos nuestras finanzas solo basándonos en nuestro razonamiento. El elemento emocional es decisivo en la toma de decisiones racionales.

Las emociones son un producto de la evolución y como tal existen debido a que cumplen una función de supervivencia y pueden ser comprendidas como el resultado de una evaluación del grado al cual los objetivos de alguien están siendo encontrados en la interacción con el ambiente.

 

Atulado Research

Centro de Evaluaciones Psicológicas en Comportamiento No Verbal

Comentarios

comentarios