El miedo-ansiedad es una respuesta del organismo que se desencadena ante una situación que se percibe como amenaza o peligro físico o psíquico, cuyo objeto es dotarnos de energía para anularlo o contrarrestarlo mediante una respuesta.

Existe además una relación directa entre nivel de ansiedad y rendimiento para el desarrollo de una tarea y mecanismo de resolución de problemas.

Según la ley de Yerkes-Dodson (1908) , un déficit de ansiedad conlleva a una menor eficacia, mientras que una ansiedad óptima ante determinados problemas propicia el aumento, de forma deseable, de la ejecución o eficacia.

Sin embargo, la ansiedad excesiva o clínica actúa interfiriendo el rendimiento en todos los ámbitos del ser humano y se torna en clínica en las siguientes situaciones:

  1. Cuando el estímulo presentado es inofensivo y conlleva una compleja respuesta de alerta.
  2. Cuando la ansiedad persiste en el tiempo, superando lo meramente adaptativo, y los niveles de alerta persisten.
  3. Cuando los niveles de alerta y la ansiedad interrumpen el rendimiento del individuo y las relaciones sociales.

 

Atulado Research

Centro de Evaluaciones Psicológicas en Comportamiento No Verbal

Comentarios

comentarios