Estas evaluaciones están dirigidas para el personal de una empresa o personas individuales cuya función o actividad requiere de un alto control emocional o cuya deficiencia generaría riesgos, accidentes o consecuencias considerables como:

  • Personal de transporte terrestre de carga pesada.
  • Personal de transporte portuario.
  • Deportistas calificados de alta competencia.
  • Personal de call center.
  • Altos ejecutivos corporativos.
  • Organizadoras de eventos.
  • Pilotos aéreos.

La evaluación consiste en una prueba filmada en cámara oculta en consultorio psicológico donde el evaluado deberá resolver diferentes pruebas matemáticas o artísticas según sus principales habilidades y donde se le colocarán diferentes dificultades inesperadas que deberá sortear mientras ejecuta la prueba. En esta evaluación se realiza la lectura de las micro expresiones faciales y del comportamiento no verbal mediante la herramienta FACS (Facial Action Coding System) y el análisis kinésico para la interpretación de las emociones mostradas.

Esta prueba tiene un alto grado de certeza para evaluar control emocional, siendo mayor del 90% y ayuda a tomar decisiones para el puesto o desempeño profesional. Se puede realizar periódicamente, según sea el caso y el informe final incluye recomendaciones para lograr un mayor control emocional.